Recent Posts

11 marzo, 2011

imagen de le_vide
Le crecen objetos del torso, le salen formas del corazón. Se le rompe una costilla con cada latido. Tiene tantas cosas dentro del pecho que no puede coger aire. Las piedras que respira le agujerearán los pulmones cualquier día de tormenta, cuando alguien vuelva a decirle que está harto de sus metáforas, de que se hunda al nadar. 

04 marzo, 2011

vengo de ti, pero ya no me conoces

Soy todas y cada una de las cosas de las que me acusas y me echas en cara. Soy intratable, ya sé que conmigo no se puede nada. Lo tengo asumido, es hora de que te resignes tú también y dejes de lanzarme adjetivos creyendo que son puntas de ballesta; no voy a negártelos. Has ido subiendo de improperios hasta hacerme aceptar que soy mala persona. Ya no te quedan armas contra mí.

19 febrero, 2011

nos hemos perdido tantas veces, juntas

imagen de plasticstress
Somos un desastre, lo sabemos, pero un desastre hacia dentro. No tenemos nada que perder y estamos seguras de que tampoco ganaremos nada, así que qué más da. Ambas guardamos secretos que no revelaremos jamás a nadie, que a veces nos confesamos cerrando muy fuerte los ojos y nunca más volvemos a mencionar. Me ha aguantado cuando una simple ráfaga de aire bastaba para estamparme contra la pared, me dejó sus anillos para que no se me llevara la ventisca que yo misma creaba cuando me temblaba demasiado el pulso. Es mi amiga. He visto cómo se le corría ese oscuro eyeliner sin llegar a llorar, cómo bebía trágicamente una Desperados sentada en una marquesina. Cuando las cosas se le hunden camina sin mirar al suelo, y sonríe y dice que no con la cabeza. Tenemos un plan para no lidiar mucho con la sociedad, pero a veces acabamos empapadas de ella y luego nos duchamos y nos la sacamos de encima como si fuese hollín. Pero lo más importante, en medio de tantos cascotes, es que siempre cuidamos la una de la otra, siempre, sin negar ni dejar de vigilar el filo del precipicio. 

16 febrero, 2011

"¿siempre le das a la gente tantas oportunidades?"

imagen de estampillas
Una persona importante me preguntó exactamente eso hace ahora un año. Yo me pasé bastante rato pensando y respondí: “Creo que sí”.
Y la verdad es que me va fatal. En aquel momento no parecía tan malo, pero te consumes. Acabas desangrándote. Cuando no te queda tiempo que dar empiezas a sacártelo de las venas y al final no sirve de nada, como las fuerzas que pones en lo que termina por ser un fracaso. Pero ahí estás, bajo capas y capas de nieve. Y lo peor de todo es que la mayoría de las veces nadie te lo ha pedido, ni saben que sigues ahí. Ni siquiera tu te das cuenta; sólo vives con ello.

14 febrero, 2011

número 100

imagen de Hidekito
Nadie sufre más con los fracasos que uno mismo. Con los fracasos recoges el espejo que llevabas clavado en la bota y descubres que todos tus esfuerzos te han dejado solo, que no se ha cumplido lo de “valdrá la pena”. Y a nadie le pones más excusas que a ti mismo. Por eso, cuando se te acaban las excusas y sólo quedan los fracasos, tienes dos opciones: o te vas muy lejos o regresas. 

31 diciembre, 2010

Hoy me da igual se despide

(antes de que empiece a importarme demasiado)

imagen de Naïf


imagen de Miss Kaplan


imagen de rodolfoschmidt

imagen de mosquitero

imagen de sophie davidson

imagen de coquinete


imagen de Mint

imagen de Daniel cas

imagen de neon.tambourin

imagen de aiv il o

imagen de connor creagan

imagen de anabellp

imagen de changer

Acabo igual que empecé: 

La solución es olvidarte
antes de que la resta del mundo me abandone.

28 diciembre, 2010

todas las ciudades son igual de hipócritas en navidad

La mía tiene faltas de ortografía en el alumbrado de colores. Y se rompen montones de copas. A cada año que pasa, la vajilla va quedando más afectada; los vasitos de licor se están quedando huérfanos. 

21 diciembre, 2010

con los labios morados

Abrázame rodeados de frío. Vámonos a esa cabaña que hay en Canadá. 
Antes de que el mundo se derrumbe, vámonos a Canadá. Y no te preocupes; 
ya no importa nada; ya qué más da. 


15 diciembre, 2010

no sabe vivir, se le va de las manos

imagen de Tea K.H.

Déjala, acabará por cumplir sus pronósticos (y nunca son buenos)

06 diciembre, 2010

se autodestruye



Todo acabó por derrumbarse por dentro. Y busca cariño, 
pero termina siempre haciéndose daño. 

Y es un desastre, de corazón, un desastre. 

03 diciembre, 2010

el hombre más alto del mundo

Esta noche hay un concierto del hombre más alto del mundo. En realidad es un sueco pequeñito que parece americano, con varias guitarras y camisa de cuadros. Un par de filas por delante de ti hay un chico que fuma en pipa y tiene bigote a lo George Harrison; a tu lado un chica muy alta quiere hacer muchas fotos pero le da vergüenza molestar con el flash, y no sabe cómo quitarlo. Vas en compañía de un amigo al que no le molestan los silencios, y es una buena compañía. Aquí todos sois raros, y hay un respeto tal que a alguien, varios metros detrás, se le cae una moneda al suelo y toda la sala lo oye. El hombre más alto de mundo  -que en verdad es más bien bajito- canta a duo con la telonera, y cuando se acercan al micro parece que en cualquier momento se van a besar. 

imagen de Kmeron

28 noviembre, 2010

si te quedas se te meterá en los pulmones

Es agua. Es pura agua y por eso cuando hace frío se congela y le sale escarcha en las manos, y se hiela y se deshiela sin previo aviso, cuando sube la marea. Estar con ella es como tratar de sobrevivir en alta mar, no se puede nadar tanto tiempo. Se tarda demasiado en que salgan las agallas necesarias para quedarse, y luego siempre se estará echando sal. 

imagen de Arno Arno

21 noviembre, 2010

él no se da cuenta


imagen de Carl W.Heindl

Camina con los ojos muy abiertos y le tiene miedo a muchas cosas, y se ríe pero tiene cara triste. Necesita que alguien le quiera como sólo saben querer algunas personas, como si fuesen más madera que huesos y tuviesen dentro una chimenea. Pero ni yo lo soy ni él se deja. Yo soy placas de hielo que chocan y se deshielan, y entonces lloro sin venir a cuento y lo tengo enfrente sin saber dónde esconderse. Y camina poniendo un pie detrás de otro, pero él no se da cuenta.

14 noviembre, 2010

no puedo escribir con el estómago lleno


Necesito que las corrientes de aire se me enreden entre las costillas. 

imagen de Berta Pfirsich

06 noviembre, 2010

nunca tuve azúcar en las venas

Han salido todos los fantasmas y no sé si llegaré a casa con tanta niebla, con esta tormenta de arena. La llevo conmigo, no puedes venirme a buscar. 
Mírame, soy un desastre. 
Tengo miedo. 

Imagen de utsuru

03 noviembre, 2010

siempre me pregunté dónde guardabas las sábanas

No te disculpes, todo estaba bien hasta que me has dado unas explicaciones que nunca te he pedido. Estaba orgullosa de no haber tenido que ir corriendo a comprar una caja enorme de tiritas, otra vez, y resulta que en verdad tú necesitaste de tijeras para romper las vendas manchadas de yodo y pegadas a la piel. Me pides que te perdone. Nadie me ha pedido eso antes. Hace meses que no nos vemos y ahora me escribes que esperas que te perdone. Madrid, no necesitas nada de eso. Todos estamos hechos de nudos y líos y a veces tenemos tormentas de arena en los ojos que no nos dejan ver nada. No fuiste una posibilidad real, ni yo tampoco lo fui para ti. Fuimos tatuajes y camas sin sábanas y helados por las mañanas. Decías que encajábamos como hechos a medida, pero yo no quise llevarme ningún souvenir porque vi que cuando parpadeabas se te caía arena de los ojos. 

imagen de emma l. cooper

29 octubre, 2010

se mira al espejo y no se ve

imagen de Michelle k.a.

No es que no se reconozca, es que no se ve. Está tan desorientada que no sabe ni por dónde sale el sol, y las corrientes de aire que tiene entre los pulmones la ponen tan mal que se marea y acaba hecha un ovillo bajo la ciudad. Las autopistas son nudos de caminos que la tratan con indiferencia, y sólo en ellas se siente como en casa. Alguien ha suplantado su identidad. Y tiene tanto, tanto frío, que menos mal que el chico de las galaxias a veces le protege la espalda.

22 octubre, 2010

pero no, pero la oscuridad no te quiere

Hay tanto silencio que te tensas y afinas los sentidos hasta escuchar el agua en las cañerías, el aire fuera, el roce de las sábanas en la habitación de al lado; y confundes el sonido de pasos bajando por las escaleras, 
cuando en realidad son los latidos de tu propio corazón.

imagen de arvidabystorm

08 octubre, 2010

vivo un amor especial con Berlín

torre Teufelsberg, Berlín. imagen de justlikehoney

Me acogió cómo sólo puede hacerlo una ciudad con el corazón lleno de cicatrices (eso también pasa con las personas). Paró sus tranvías para que la caminase. Vivo un amor especial con Berlín, de los que se mantienen callados y mirándose en un café. Dejó que me encaramase para verlo todo desde los tejados. Me mostró sus heridas, comparamos nuestros cascotes. Vivo un amor especial con Berlín, tiene las manos tan frías como yo.
Y siempre, siempre, le (me) prometo que voy a volver. 

29 septiembre, 2010

visité y dormí en Montmartre

En un hotel en el que cortinas, colcha, cojines, tapiz y moqueta iban a juego. Todo muy rosa y muy crema; y muy romántico y muy triste. Lugar dónde el Conde de Maldoror se quitó la vida, dónde también lo hizo Carles Casagemas por amor, provocando así el inicio de la etapa azul de Picasso. El Montmartre al que canta Aznavour y por el que se pasean la Maga y Oliveira, el de Amelie. La ventana de mi habitación daba a las vías del tren que, al igual que toda la decoración del hotel, compartía cromatismo, pero con el cielo plomizo de París. 
Tal vez sea por eso. Tal vez ahí me desdoblé.

imagen de seaembrances